''Al final, mi vida, se mide por cada Semana Santa''

Antonio Bejarano


RECOMENDACIÓN

Pero resulta que soy de Cieza-palabras mayores que imprimen carácter -;y soy ciezano, y eso pesa más que cualquier otra razón.[...]Esta tierra, que es la tierra en que cualquiera habría soñado nacer, la tierra en la que cualquier desearía vivir, la mejor tierra para sentir, la mejor tierra para amar,y, por qué no decirlo, la mejor tierra para que ,''cuando se apague nuestra breve luz y debamos dormir una última noche perpetua''- como decía Catulo-, nos dejemos arropar por el manto de San Bartolomé abrazados a la Atalaya. D.Rafael Salmerón Pinar. Pregón de Feria de la Feria y Fiestas de Cieza 2.013.En Honor a San Bartolomé.

miércoles, 14 de marzo de 2018

INCIENSO Y PASIÓN : CRÓNICA Y REPORTAJE FOTOGRÁFICO DEL TRASLADO DE NUESTRA SEÑORA DE GRACIA Y ESPERANZA DE CIEZA.



Permitidnos soñar con la Gracia y la Esperanza.

Inevitablemente el tiempo comienza a acelerarse cuando la cuaresma comienza a llegar a nuestras vidas. Hay tardes en las que caminamos y por nuestra mente revolotean ideas muy cercanas a atardeceres perfectos, y mañanas soleadas en el Paseo. Cuando llega la Cuaresma parece que el pueblo cambia progresivamente. Cieza cuando llega la Cuaresma florece al mismo compás que marcan nuestros campos y el redoble del tambor cuando la cuestión es marcar el paso a la Dama del Jueves Santo.

La Semana Santa la forman miles de personas, personas que se ponen la túnica y llevan las imágenes, personas que se ponen su capuz haciendo de el su rincón de oración y Fe, pero también la Semana Santa la forman personas que silenciosamente ponen su granito de arena para que se abra el pórtico de la Gloria en nuestras calles .Esa es la otra Semana Santa, la Semana Santa silenciosa, pero la que sin la que nuestra Semana Mayor no tendría el esplendor que tiene año tras año. Los Hijos de María siendo conscientes de ese valor de compromiso y esfuerzo silencioso nombraron Cofrade de Honor a D. Manuel Ríos López, ‘’Manu’’, para los que somos Hijos de María. Manu encarna sin lugar a la duda valores como la entrega, amor por su cofradía, sentimiento y amabilidad. ‘Manu’’ hizo que los presentes supiéramos que verdaderamente existe esa Semana Santa que reconoce a las personas que desde la sombra nos hacen vibrar cuando las imágenes la calle pisan. No me cabe la menor duda de que Manu y su mujer, desde el cielo, prepararon a la Dama del Jueves Santo para que de nuevo otro año más recorriera, como Ella solo sabe hacer, las calles que la conducirían hasta su Casa de Hermandad.

Ni un solo hueco quedó solitario mientras Nuestra Señora de Gracia y Esperanza discurrió por las calles de nuestro casco antiguo, un casco antiguo entregado a la imagen que volverá a regalarnos un Jueves Santo de amor fraterno .El sábado todo era como siempre, pero a la vez distinto, las mismas marchas interpretadas por ‘’No Tenemos Prisa’’ – fantásticos como siempre- los niños y niñas del tercio infantil nerviosos por ponerse por primera vez su túnica , el estandarte marcándonos el camino hacia un nuevo despertar de pasión. Todo era igual, pero algo había distinto, un algo solo cercano al ojo curioso, y es que por primera vez en la historia de la Semana Santa – me la estoy jugando, si me equivoco perdónenme- una mujer desempeñaba el papel de capitana de un trono, una mujer era Cabo de varas de un paso procesional. María Turpín todo temple, saber estar, emoción contenida y entrega paso desapercibida entre el público. Su nombre ya queda para la historia de una cofradía que en poco más de cuarenta años ha sentado catedra en la igualdad de la mujer en las cofradías.

María Turpín, el recuerdo de los que ya no están, Manuel Ríos, Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, su cofradía, los niños y niñas del tercio infantil , la música y por supuesto, siempre presente, Cieza nos dejaron un poco más abierta la puerta a una nueva Semana Santa. Una nueva Semana Santa que poco a poco se deja ver en el aire, se deja oler en el aroma a flores recién nacidas y se puede comenzar a vislumbrar cuando el astro rey brilla en lo alto del cielo. Ese cielo que durante siete días baja a Cieza para hacer del cielo nuestras calles, entregándonos las llaves San Pedro para hacer de nuestros cortejos la misma gloria personificada en todas y cada una de las personas que forman la Semana Santa de Cieza.

COMPARTE POR FAVOR!.

Todo el material esta sujeto a  una licencia Creative Commons, y si alguien quiere alguna foto en particular debe ponerse en contacto conmigo.














José María Cámara Salmerón
Cofrade y Soñador
17/5/13

No hay comentarios: