''Al final, mi vida, se mide por cada Semana Santa''

Antonio Bejarano


RECOMENDACIÓN

Pero resulta que soy de Cieza-palabras mayores que imprimen carácter -;y soy ciezano, y eso pesa más que cualquier otra razón.[...]Esta tierra, que es la tierra en que cualquiera habría soñado nacer, la tierra en la que cualquier desearía vivir, la mejor tierra para sentir, la mejor tierra para amar,y, por qué no decirlo, la mejor tierra para que ,''cuando se apague nuestra breve luz y debamos dormir una última noche perpetua''- como decía Catulo-, nos dejemos arropar por el manto de San Bartolomé abrazados a la Atalaya. D.Rafael Salmerón Pinar. Pregón de Feria de la Feria y Fiestas de Cieza 2.013.En Honor a San Bartolomé.

lunes, 26 de febrero de 2018

ARTE SACRO ESPAÑOL: ELEVACIÓN DE LA CRUZ de FRANCISCO RINCÓN.

@JoseMariaCamara / @zambudio_a

Comenzamos una nueva semana, una menos para la llegada de la Semana Santa, dando la bienvenida a un nuevo apartado, que con las firmas que lo sostienen es imposible errar.Dos firmas asiduas a este blog ,y también una de ellas al debate sano sobre el mundo del fútbol .

Hoy nace un nuevo apartado que durante las semanas que nos restan hasta Viernes de Dolores nos irá desgranando, desde una perspectiva artística, algunos misterios procesionales que merecen una especial atención.

Laura Sánchez y Antonio Zambudio, ambos Historiadores del Arte por la UNED, y en la carrera por el doctorado, Antonio, serán las personas que nos guíen por la imagineria procesional española , haciendo de sus artículos una cita obligada para todos aquellos que admiramos y amamos el mundo de las cofradías y el arte sacro.Ambos son reconocidos en la ciudad de Murcia por sus estudios, su ojo artístico y por su conocimiento del arte sacro , ambos son referencia para muchas personas, y por que no decirlo, ejemplo de superación diaria.

Este blog no nació con la idea de ser un cúmulo de muchas personas, sino una ventana al mundo donde yo os pudiera contar cosas de mi vida , pero creo que el contar con plumas de este calibre le da al blog una calidad e importancia que yo por mi mismo soy incapaz de darle.Hoy me siento tremendamente feliz de abrirles las puertas de mi casa a dos personas que tengo como referencia en mi vida, ojalá yo también sea Historiador del Arte en el futuro y algún día sepa el 1% de lo que Laura y Antonio saben, creo que son los mejores así que para ustedes, lo mejor siempre.

No puedo cerrar esta introducción sin agradecer de corazón la disponibilidad de Laura y Antonio, cofrades murcianos, para hacer de este apartado una realidad, y por que no, hacer este pequeño blog personal un poco más grande. GRACIAS DE CORAZÓN.

Comenzamos!:

LA ELEVACIÓN DE LA CRUZ.

Francisco del Rincón, 1604-1605. Cristo propiedad de la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo. Resto de tallas, pertenecientes al Museo Nacional de Escultura de Valladolid.

La importancia de Francisco del Rincón como escultor en los primeros años del siglo XVII, era inmensa en la ciudad de Valladolid y en el norte peninsular. Lamentablemente, su temprana muerte en el año 1608, seccionó de raíz una carrera que ya estaba más que consolidada, en el apogeo de sus facultades artísticas y aún con un gran margen de crecimiento.

Resultado de imagen de elevacion de la cruz francisco rincon

Tres años antes de fallecer, había terminado para la cofradía de la Pasión de Cristo, una de las cinco históricas de la ciudad pucelana, el primer paso procesional realizado íntegramente en madera policromada, sustituyendo a los antiguos de papelón y, por tanto, con mayores posibilidades expresivas además de una mayor conservación y durabilidad.

El conjunto, realizado cuando Valladolid era sede de la Corte de Felipe III, es, además, la primera gran máquina barroca que se elabora en Castilla dentro del ámbito procesional. Un conjunto monumental, de hasta 8 figuras, cuyas actitudes y formas son ya poseedoras de un enorme dinamismo y fuerza expresiva, tendentes a la plasmación del movimiento y la captación del natural, en una transición estética entre el manierismo de los Leoni y la dialéctica barroquizante.

La figura de Cristo, ya crucificado, en pleno movimiento ascensional del instrumento de martirio, ofrece una posición forzada, violenta, dirigida hacia la representación declamatoria y efectista. Mientras, esperando su turno para sufrir el castigo, los dos ladrones, Dimas y Gestas, ya prefiguran con sus actitudes lo que será su comportamiento hacia Jesús casi a la hora de expirar. A su vez, cinco sayones, ocupados en distintas labores, fundamentalmente colaborando a la ascensión del madero, se ubican en perfecta armonía dentro de la composición.

Destacan entre estos grotescos personajes los dos que tiran de las cuerdas en primer plano, los denominados por el pueblo “los reventados”, como consecuencia de la contorsión que manifiestan en su cuerpo debido al esfuerzo, ardor enérgico que incluso se transmite por el movimiento que el artista imprimió a los gorros que cubren sus cabezas.

Ante la falta de argumentos narrativos en las escrituras y la escasez de estampas devocionales hasta ya más avanzado el siglo XVII en relación a este momento representado y que, de algún modo, sirvieran de inspiración a los artistas, Francisco del Rincón centró todo su quehacer y sabiduría plástica en el equilibrio de las fuerzas suscitado por los dos personajes referidos más los que en la parte trasera también proceden a levantar la cruz por medio de una pértiga y una escalera que alzan el patibulum, en conjunción la fuerza que otro imprime con su hombro empujando directamente el stipes.

Sin ningún género de duda, la obra de Francisco del Rincón supuso un antes y un después en el arte escultórico de la Pasión, transformando la concepción que existía sobre el mismo hasta entonces, dotando a la escenografía teatral pasionaria de la ciudad de Valladolid, de un carácter permanente, ya no efímero, dentro de una ciudad que el devenir de los siglos y la mala praxis urbanística de sus dirigentes ha castigado severamente. Por ello, el valor de las antiguas imágenes de su semana santa es tan grande, pues son silentes testigos, fiel reflejo, de un tiempo ya perdido de cuya esencia resta más bien poco.

Antonio Zambudio Moreno.
Profesor de Historia del Arte del centro asociado de la UNED en Cartagena.


*Fotos de : http://domuspucelae.blogspot.com.es/2013/10/theatrum-la-elevacion-de-la-cruz-un.html



José María Cámara Salmerón
Cofrade y Soñador
17/5/13

No hay comentarios: