''Al final, mi vida, se mide por cada Semana Santa''

Antonio Bejarano


RECOMENDACIÓN

Pero resulta que soy de Cieza-palabras mayores que imprimen carácter -;y soy ciezano, y eso pesa más que cualquier otra razón.[...]Esta tierra, que es la tierra en que cualquiera habría soñado nacer, la tierra en la que cualquier desearía vivir, la mejor tierra para sentir, la mejor tierra para amar,y, por qué no decirlo, la mejor tierra para que ,''cuando se apague nuestra breve luz y debamos dormir una última noche perpetua''- como decía Catulo-, nos dejemos arropar por el manto de San Bartolomé abrazados a la Atalaya. D.Rafael Salmerón Pinar. Pregón de Feria de la Feria y Fiestas de Cieza 2.013.En Honor a San Bartolomé.

miércoles, 5 de marzo de 2014

LA CULPA LA TIENE LA LUNA, ARTÍCULO DE PASIÓN EN SEVILLA

Artículo que creo que puede gustaros bastante y que nos adentra un poco más en la cuaresma y en la semana de pasión, lo dicho LA CULPA LA TIENE LA LUNA...


La culpa la tiene la luna

Atención, se abre en una ventana nueva.PDFImprimirCorreo electrónico

El Gran Poder bajo la luna de Nisán / JUAN FLORES
El Gran Poder bajo la luna de Nisán / JUAN FLORES


Ha comenzado la cuenta atrás. Todo empieza hoy con el rito de la imposición de la ceniza. El sevillano sabe cuánto queda para que llegue la Semana Santa sin tener que mirar el calendario. Presupone que ya se acerca irremediablemente cuando se escuchan los sonidos metálicos del montaje de los palcos, cuando los pasos van creciendo en los templos, huele a incienso en las calles, ve un escaparate o saborea la miel de las torrijas.

Pero este año no es igual. Estamos ante una de las cuaresmas más tardías de los últimos años. Desde que se marchó para Oriente el Rey Baltasar el día 5 de enero, momento que marca el cambio de ciclo en la ciudad, han pasado dos meses exactos. Una precuaresma tan larga que hasta en la confitería La Campana se han adelantado a la tradición de empezar a vender torrijas a partir del Miércoles de Ceniza, o que ha llenado la ciudad de via crucis y exposiciones desde hace más de un mes. Pueden culpar a la luna.

En el Concilio de Nicea ­en el año 325 se decidió que el Domingo de Resurrección se celebrara después de la primera luna llena de la primavera, es decir, la primera que se produce después del equinoccio de marzo. Es la llamada luna de Parasceve. Aquel año 325 ocurrió el día 21 de marzo. Sin embargo, con el paso del tiempo, la fecha se había ido adelantado hasta el punto de que, en 1582, el equinoccio de primavera fue el 11 de marzo. Este desfase de diez días, producido por un inexacto cómputo del número de días del año, fue corregido en el Concilio de Trento. Al jueves 4 de octubre de 1582 le sucedió el viernes 15 de octubre de ese mismo año y, así, se solucionó el desfase de diez días.

A partir de ese momento se estableció el calendario gregoriano, que es el que ha predominado hasta ahora y el que establece que el equinoccio de primavera sea siempre el 21 de marzo. Hay una continuidad histórica y religiosa entre la Pascua judía y la Cristiana ya que Cristo murió el primer día de la fiesta judía de la Pascua, que celebra la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto. Es decir, la Pascua Cristiana la marca el calendario lunar judío, el mes de Nisán. Así pues, a la luna llena del Viernes Santo se le denomina la luna de Parasceve, o de Nisán para los hebreos.

En los últimos seis años hemos vivido la Cuaresma más temprana posible, en 2008 –que fue el 6 de febrero–, y la más tardía, en 2011 –el 9 de marzo–, sólo cuatro días antes que el Miércoles de Ceniza de este año.

http://pasionensevilla.abcdesevilla.es/index.php?option=com_content&view=article&id=25409&Itemid=182


José María Cámara Salmerón
Cofrade y Soñador
17/5/13

No hay comentarios: