''Al final, mi vida, se mide por cada Semana Santa''

Antonio Bejarano


RECOMENDACIÓN

Pero resulta que soy de Cieza-palabras mayores que imprimen carácter -;y soy ciezano, y eso pesa más que cualquier otra razón.[...]Esta tierra, que es la tierra en que cualquiera habría soñado nacer, la tierra en la que cualquier desearía vivir, la mejor tierra para sentir, la mejor tierra para amar,y, por qué no decirlo, la mejor tierra para que ,''cuando se apague nuestra breve luz y debamos dormir una última noche perpetua''- como decía Catulo-, nos dejemos arropar por el manto de San Bartolomé abrazados a la Atalaya. D.Rafael Salmerón Pinar. Pregón de Feria de la Feria y Fiestas de Cieza 2.013.En Honor a San Bartolomé.

miércoles, 25 de abril de 2012

El camino que me llevo al descanso

En determinados momentos de la vida, la persona necesita apagar el chip del pensamiento e irse a un lugar donde se aislé de todo momento de  todo ruido y su mente este en blanco.
Pues bien ayer era uno de esos días para el que escribe, mi mente estaba saturada y mi cuerpo me pedía deporte y desconexión, gracias a Dios mi pueblo tiene una gran ribera por donde las almas caminan intentando mantener su salud en buena forma y retrasar su dormición para la eternidad.
Ayer me anime a irme a andar, algo a lo que soy muy propenso, pues bien sali de CEAN y tras un rato de cháchara con mis compañeros, me apresure a casa donde deje mis utensilios de estudio, para disponerme y tras ver el tiempo con el que contaba para andar, abraze mis efectos personales y me dispuse a iniciar el viaje por el relax, bonito viaje por cierto. Si estas fechas me encantan es por algo, y ayer pensándolo dije: ¿por qué la primavera están sumamente bella y colorida? , pues bien yo lo relacione con la alegría de la Resurrección de Dios, no se si sera por eso pero en fin la huerta murciana parece una paleta multicolor; subí la cuesta que me separa de la entrada a Cieza desde Mula, tras subirle me recree observando como el Puente Hierro seguía imperecedero al paso del tiempo algo magnífico. Ya cuando mismo arranque me sentí un poco en el pasado, y me acorde de aquello que en breves fechas celebramos como son las Fiestas del Escudo ''La Invasión’’, pues bien tras volver a mi estado de relax, continúe caminando y nose si será por que últimamente estoy enamorándome de la fotografía pero conforme iva andando iva pensando, ¡¡UNA TARDE TENGO QUE VENIR A ECHAR SOLO FOTOS!!solo me rondaba ese pensamiento .Continúe el camino y debo decir que los anocheceres de la cálida primavera son precioso, el tiempo iva en mi contra pues quería ver como perdía el Barcelona , a la postre sería así .Me detuve en el Puente Alambre y mientras mis músculos relajaba dos grandes amigos míos pasaban , con los cuales me detuve a hablar ciertos momentos de descanso, era José Francisco, si se pone un gran escultor en el futuro , y mi querido presidente Francisco Salmerón Ríos, atentos futuro presidente de la JHP de Cieza , nada más y nada menos. Continúe el camino y cuando mismo arranque mi cuerpo me pedía música para vivir esos momentos asi que lance mi móvil al aire y hice que de el brotara algo conocido por los cofrades como Jerusalén del maestro calasparreños José Vélez, iva escuchándolo y asombrado me quede al ver las vistas que habían de los cañizos del rio , del anochecer y de la silueta del campanario de la Basílica de la Asunción y sus antiguas casas verdaderamente bello y de lo que prometo subir fotos cuando mismo las realice . Conforme camina echaba mi vista atrás para ver la anochecida más bella jamás vista por mis ojos, naranja, amarillo, rojo etc... vamos un baño multicolor .Decidí que ya que iva bien de tiempo eran las 20:15 podía continuar por el Paseo Ribereño y no subir al pueblo por la Cuesta del Chorillo dicho y hecho continúe por dicho paseo, observando en todo momento la vigilante imperecedera de Cieza que es la Casa de las Delicias , continúe andando y aislándome del mundo y fue imposible pues al rato apareció un coche un Opel azul y me dijo , ¡¡NENE ESTAS ACABADO YA!!, cuál fue mi sorpresa y estupor ante esas palabras, pero al girarme me di cuenta que era mi gran amigo y apreciado José Ángel, persona humilde y amable donde las haya, vamos todo un campechano y que en muchos momentos seguro estoy le reza a su Cristo de la Agonía, tras una conversación con el , continúe y llegue de nuevo al punto de partida esta vez mis ojos se quedaron asombrados , pues al lado del Escudo de la Villa me encontré una merla comiendo que gran delicia para mis ojos poder ver un animal tan bello tan cerca de mi , regrese apresurado a mi casa para ver el Barcelona-Chelsea, que grandes momentos de nerviosismo, pero bueno la cosa acabo y agradezco haber podido pasar tan buenos momentos en la soledad del Rio Thader.

Un saludo amigos mios.


No hay comentarios: